Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿Te gusta este post? ¡Compartelo!

El delito de incendio por quemar rastrojos, matorral o pastos

Publicado por ESTEBAN RUIZ ORTEGA 14 may. 2014

El delito de incendio por quemar rastrojos, matorral o pastos, exige una imprudencia grave.

Empieza la época más propia para el delito de incendio por quemar rastrojos, matorral o pastos. En esta entrada vamos a hablar de ello en atención a la importancia del mismo, ya que no hace falta mencionar los importantes y desastrosos incendios acaecidos en diferentes comarcas españolas debidos u originados por estas prácticas.

Cuando en finca propia, o de las que tengamos el uso, se procede a laquema de rastrojos, matorral o pastos, sin que exista intencionalidad en incendiar montes o masas forestales, hemos de partir del hecho de que el delito al que nos enfrentamos está tipificado en el artículo 358 del Código Penal, y que castiga la imprudencia grave.

El artículo 358 del Código Penal castiga el delito de incendio, estableciendo que: “El que por imprudencia grave provocare alguno de los delitos de incendio penados en las secciones anteriores, será castigado con la pena inferior en grado, a las respectivamente previstas para cada supuesto”.

La pena establecida por tanto puede oscilar entre los 6 meses de prisión y varios años, dependiendo de la afectación a otras zonas y riesgo a personas o propiedades ajenas se produzca.

Ahora bien, para que pueda ser condenada una persona por delito de incendio imprudente, (ejemplo: quemar rastrojos) la calificación de la imprudencia cometida ha de ser consideradagrave (anteriormente temeraria), siendo la conducta impune en el caso de haberse cometido una imprudencia leve.

La sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Granada de 3 de abril de 2.009nos recuerda que “el artículo 358 del Código Penal castiga al que por imprudencia grave provocare alguno de los delitos de incendio penados en secciones anteriores. Lógicamente este precepto hay que ponerlo en relación con el artículo 352 del mismo Código, que castiga a los que intencionadamente incendiaren montes o masas forestales. Una consolidada doctrina de la Sala Segunda del Tribunal Supremo señala como elementos de las infracciones culposas:

a) La producción de un resultado que sea la parte objetiva de un tipo doloso;

b) La infracción de una norma de cuidado, que obliga internamente a advertir la presencia del peligro y a comportarse externamente conforme a la norma de cuidado;

c) Que se haya aceptado la conducta, pero no el riesgo o el resultado de esa conducta. Siendo una de las facetas de aquel deber de cuidado la de realizar las acciones peligrosas con la atenciónadecuada para evitar que el peligro se actualice en el resultado lesivo.

Respecto de la diferenciación entre la imprudencia grave y la imprudencia leve, la misma jurisprudencia establece que radica en la intensidad de la infracción del deber de cuidado, añadiendo que tal intensidad debe quedar referida a que las normas de cuidado infringidas sean o no tan elementales como para entender que las respetaría el menos diligente de los ciudadanos–grave– o un ciudadano cuidadoso –leve– ( sentencias del Tribunal Supremo de 15 de marzo y 10 de febrero de 2.006).

Respecto a si era previsible el peligro originado o del aumento del riesgo ocasionado por elcomportamiento del acusado y falta de previsión social de tal peligro o aumento del riesgo, éste se suele calificar en la jurisprudencia como psicológico o subjetivo, que implica la posibilidad de conocer las consecuencias lesivas y dañosas del comportamiento del inculpado, y por tanto de las circunstancias concurrentes con tal conducta y de los denominados mecanismos que el comportamiento y las circunstancias puedan desencadenar.

La previsibilidad por tanto de las conductas dañosas debe ponderarse atendiendo a losconocimientos del que realizó el comportamiento causante del resultado lesivo y por tanto teniendo en cuenta su nivel de inteligencia, estudios, preparación académica y su experiencia profesional y vital. Mientras que la infracción del deber o de las normas objetivas de cuidado es lo que configura el elemento externo de la infracción punible, determinante de la misma. Las normas objetivas de cuidado pueden ser establecidas en leyes o reglamentos, o bien ser normas no escritas, surgidas de los usos sociales seguidos en el desarrollo de ciertas actividades peligrosas, o reglas conservadas en la práctica de ciertas profesiones -”lex artis”- o bien, atendiendo las normas de cuidado derivadas de la máxima ético-jurídica que prohíbe causar daño un tercero, vedando realizar actos peligrosos que puedan desembocar en daño.

En el caso concreto de la imprudencia grave a que se refiere el citado artículo 358 del Código Penal, la jurisprudencia ha establecido que será apreciable cuando hubiere habido omisión de las cautelas más elementales y la previsibilidad del evento sea notoria.

Para saber en qué consisten esa omisión de las cautelas más elementales, la Jurisprudencia ha venido señalando las siguientes:

1.- Cuando el acusado procediera a incendiar la zona objeto de actuaciones incumpliendo lo establecido en la Normativa sobre quema de matorral, pastos, rastrojos, etcétera, de laComunidad Autónoma donde radique la finca, sobre todo en cuanto a las medidas de seguridad y a la época en la que se produzca.

IMPORTANTE: La falta de autorización desde un punto de vista administrativo, únicamente genera un ilícito administrativo sancionable en dicha vía, y no sirve para tipificar la conducta como imprudente por sí sola.

2.-El abandono del lugar donde se estaba desarrollando el fuego, sin cerciorarse de que se encontraba totalmente apagado y sin peligro de propagación.

3.- No atender a las condiciones climatológicas negativas el día de la quema, como velocidad del viento, temperatura, humedad relativa del aire, etcétera.

4.-La dimensión de los daños producidos por el fuego, ya que no es lo mismo que el fuego haya dañado fincas colindantes, viviendas, fauna, montes, … a que sólo haya afectado a una pequeña extensión de terreno sin notables consecuencias medioambientales.

5.- La imprudencia que se contempla en el artículo 358 del Código Penal ha de ser ”grave“, “temeraria” o “despreciativa de toda cautela o diligencia“. Cuando se trata de una simple omisión del deber de diligencia o cuidado, calificada como imprudencia leve, la conducta es penalmente atípica, sin perjuicio de la responsabilidad administrativa en que el acusado pudiera haber incurrido.

0Comentarios

Publicar un comentario

SI LO DESEAS PUEDES DEJAR TU COMENTARIO

Seguidores

Google+ Followers

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.

No sabe que el costo de la vida, el precio de los garbanzos, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas.

El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.

No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales". Bertolt Brecht

LEA ESTO ES IMPORTANTE PARA USTED

Desde este Blogs, quiero dar acogida a aquellas noticias que no tienen el suficiente eco o que escapan a los medios de comunicación, quiero que este espacio, sea libre, independiente y sin censura, sin que políticos o grandes empresas veten o me digan lo que tengo que publicar y cómo, pero también pueden ser oídos en este espacio’. Sí quieres que tu noticia tenga eco en este blog, me la puedes mandar a: ero1256@gmail.com
Como editor del presente blog te doy la bienvenida a este espacio de encuentro virtual.

AVISO

Ud. tiene derecho a solicitarme que retire su imagen de este blog,con el fin de preservar su intimidad,en caso de aparecer en algunas de las entradas.(Solicítelo al correo ero1256@gmail.com)

Seguir por correo electrónico

BUSCAR EN ESTE BLOG

Riesgo de incendio para hoy

ENTRADAS MAS LEIDAS

INCENDIOS FORESTALES

DEL 1 DE ENERO AL 18 DE OCTUBRE 2017

SINIESTROS

11.760

S. AFECTADA

117.532 Has.

FALLECIDOS

9

HERIDOS

45

DESALOJADOS

8.877

COMUNIDAD

S. AFECTADA

SINIESTROS

ANDALUCÍA

20.4893 Has.

667

ARAGÓN

628 Has.

403

CANARIAS

5.510Has.

52

CANTABRIA

14.000 Has.

875

CATALUÑA

1.210Has.

503

CASTILLA-LA MANCHA

5.527Has.

393

CASTILLA Y LEÓN

45.679,Has.

2.151

CEUTA

26 Has.

70

C. FORAL DE NAVARRA

327Has.

220

C. VALENCIANA

1.471 Has.

234

C. DE MADRID

244,6 Has.

289

EXTREMADURA

6.000 Has.

750

GALICIA

20.548,38Has.

864

ISLAS BALEARES

88 Has.

84

LA RIOJA

243 Has.

11

MELILLA



PAÍS VASCO



P. DE ASTURIAS

14.056 Has.

1.528

R. DE MURCIA

179 Has.

85

Editor:Esteban Ruiz Ortega
Colaboradores:Pueden colaborar con este blog,todo/as cuanto/as me quieran enviar comunicados, avisos y cualquier dato que crean de interes para los lectores. Al correo: ero1256@gmail.com