Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿Te gusta este post? ¡Compartelo!

Transgénicos: ¿estamos seguros de qué es lo que comemos?.

Publicado por ESTEBAN RUIZ ORTEGA 7 nov. 2016

“La realidad es que no se ha demostrado si consumir transgénicos es sano o no a largo plazo; además como solo es obligatorio etiquetar alimentos como OMG si son “enteros” (no los subproductos), nadie sabe qué es lo que come en realidad y si ello podrá traer o no consecuencias para su salud. ¿Podemos hacer algo al respecto?

Comida modificada 

Un alimento de ingeniería genética es una planta o un producto cárnico al que se le ha modificado su ADN, el cual es alterado artificialmente en un laboratorio introduciéndoles los genes de otras plantas, animales, virus, o bacterias, con el fin de producir especies diferentes que pueden ser resistentes a un herbicida (como los cultivos de Monsanto frente al glifosato), a una plaga, que tengan crecimiento acelerado y múltiples opciones más. 

Este tipo de alteración genética es experimental y no se encuentra en la naturaleza. El término científico correcto para denominarlos es "transgénicos" y también suele referirse a ellos como cultivos o animales GE u OMG, todos ellos producto de la ingeniería genética.
De los más de 190 países que componen nuestro planeta, 64 países (que acumulan más del 40% de la población del mundo) ya etiquetar los alimentos modificados genéticamente, incluyendo toda la Unión Europea. Una contradicción es que EEUU, la cuna de los transgénicos no exige un etiquetado especial para vender los productos OMG. Lo preocupante es que esas mismas empresas son las que venden en el extranjero ¿los mismos productos reformulados?

El hecho es que en Europa se permite que varios de los desechos de soja, maíz, colza y
algodón, se empleen por ejemplo como emulsionantes, pero al no ser un producto “entero” no hay porqué advertir en la etiqueta que el origen es transgénico. Era diferente con la pulpa de tomates que se vendía en Inglaterra en los años 90, que decía claramente que eran OMG. 

En este momento hay una realidad y es que en Europa estamos consumiendo algunos de los mencionados subproductos Genéticamente Modificados, pero no lo sabemos porque a menos que sea algo directamente producido como OMG, no hay por qué etiquetarlo. Y ejemplos de ello hay muchísimos, además de los ya mencionados. 

Inocuidad y equivalencia sustancial 

El tema de la inocuidad de los alimentos GM se discutió por primera vez en una reunión de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y representantes de biotecnología en 1990. 

El concepto de "equivalencia sustancial" fue propuesto a principios de 1996. La adopción del mismo permitió que muchas empresas obtuvieran el permiso para comercializar y vender nuevos alimentos sin ningún tipo de pruebas de seguridad o de toxicología, siempre y cuando su composición química no difiriera demasiado de la de los alimentos que ya estaban en el mercado.


Para decidir si un producto modificado es sustancialmente equivalente, este debe ser probado por el fabricante exponiéndolo a cambios inesperados en un conjunto limitado de variables tales como toxinas, nutrientes o alérgenos que son conocidos por estar presentes en el alimento no modificado. 

Si estas pruebas no muestran diferencias significativas entre los productos modificados y los no modificados, entonces no se requiere ninguna prueba más para dar por sentada su seguridad alimentaria.


¿Riesgos? ¿Etiquetas? 

Los riesgos para la salud de los seres humanos que consumen alimentos genéticamente modificados no están claros y al ser bastante recientes, no existen más que sospechas de sus consecuencias, ya que no se han realizado estudios a largo plazo sobre la seguridad de los alimentos transgénicos en los seres humanos. 

Para aprobar los nuevos fármacos o alimentos se requieren estrictas evaluaciones, en cambio, la seguridad de los alimentos genéticamente modificados para consumo humano según sostienen muchos científicos no posee la rigurosidad adecuada.

Una gran cantidad de personas emplean los datos que se les brindan en las etiquetas como la cantidad de calorías, los valores nutricionales o los elementos que contiene para seleccionar los alimentos que compran, ya sea para ellos mismos, sus familias, amigos y hasta para sus mascotas (en muchos piensos hay soja o maíz transgénico y no hay obligación de especificarlo). 

De lo que nadie tiene dudas es de que todos y cada uno de los habitantes del planeta, tenemos derecho a saber exactamente qué es lo que hay en nuestros Alimentos, si contienen sustancias químicas y/o elementos potencialmente bioacumulables y si son subproductos de cultivos o de animales modificados genéticamente.


¿Qué podemos hacer?  

Podemos y debemos instar al gobierno (cuando por fin haya uno) a promulgar una legislación que exija pruebas estrictas que nos protejan de los posibles riesgos de los cultivos transgénicos y el etiquetado de TODOS los alimentos que los contienen. Así sean productos o subproductos.

Adquirir alimentos de producción local de los agricultores que no usan semillas o métodos transgénicos, ni agroquímicos. Elegir aquellos que son orgánicos, ecológicos o naturales y verificar los sellos que le dan categoría de tales.



Y, por último, lo que no debemos hacer es creernos a pie juntillas la historia de que los transgénicos serán los alimentos que quitarán el hambre del mundo y otras por el estilo, que son meras falacias inventadas por las grandes compañías, que quieren vendernos su veneno al precio que sea, para lo cual recurren a cualquier argucia, aun a aquellas que no tienen el más mínimo asidero.

0Comentarios

Publicar un comentario

SI LO DESEAS PUEDES DEJAR TU COMENTARIO

Seguidores

Google+ Followers

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.

No sabe que el costo de la vida, el precio de los garbanzos, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas.

El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.

No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales". Bertolt Brecht

LEA ESTO ES IMPORTANTE PARA USTED

Desde este Blogs, quiero dar acogida a aquellas noticias que no tienen el suficiente eco o que escapan a los medios de comunicación, quiero que este espacio, sea libre, independiente y sin censura, sin que políticos o grandes empresas veten o me digan lo que tengo que publicar y cómo, pero también pueden ser oídos en este espacio’. Sí quieres que tu noticia tenga eco en este blog, me la puedes mandar a: ero1256@gmail.com
Como editor del presente blog te doy la bienvenida a este espacio de encuentro virtual.

AVISO

Ud. tiene derecho a solicitarme que retire su imagen de este blog,con el fin de preservar su intimidad,en caso de aparecer en algunas de las entradas.(Solicítelo al correo ero1256@gmail.com)

Seguir por correo electrónico

BUSCAR EN ESTE BLOG

Riesgo de incendio para hoy

ENTRADAS MAS LEIDAS

INCENDIOS FORESTALES

DEL 1 DE ENERO AL 22 DE SEPTIEMBRE 2017

SINIESTROS

11.138

S. AFECTADA

99.638,87 Has.

FALLECIDOS

4

HERIDOS

15

DESALOJADOS

7.577

COMUNIDAD

S. AFECTADA

SINIESTROS

ANDALUCÍA

20.450,8Has.

658

ARAGÓN

499 Has.

403

CANARIAS

10Has.

50

CANTABRIA

14.000 Has.

875

CATALUÑA

1.210Has.

503

CASTILLA-LA MANCHA

5.327Has.

170

CASTILLA Y LEÓN

45.675,3Has.

2.150

CEUTA

26 Has.

70

C. FORAL DE NAVARRA

327Has.

220

C. VALENCIANA

1.471 Has.

234

C. DE MADRID

46 Has.

35

EXTREMADURA

4.508 Has.

320

GALICIA

8.504,38Has.

593

ISLAS BALEARES

95 Has.

78

LA RIOJA

47 Has.

9

MELILLA



PAÍS VASCO



P. DE ASTURIAS

13.901,40 Has.

1.498

R. DE MURCIA

281 Has.

41

Editor:Esteban Ruiz Ortega
Colaboradores:Pueden colaborar con este blog,todo/as cuanto/as me quieran enviar comunicados, avisos y cualquier dato que crean de interes para los lectores. Al correo: ero1256@gmail.com